martes, 30 de enero de 2018

LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ


Para iniciarnos en la Fe Católica es preciso saber como persignarse, ya que la señal de la Cruz es un testimonio visible de nuestra Fe, y una consagración a la Santísima Trinidad.
En la Iglesia Católica la señal de la cruz ha sido un uso distintivo de los Cristianos creyentes en las Tres Divinas Personas en Dios y del Bautismo.
Forma de hacerlo
En la Iglesia Latina o Romana suele colocarse los dedos de diferente forma para hacer la señal de la cruz. Por ejemplo, los latinos empleamos la mano derecha, colocando los dedos índice doblado detrás del pulgar, para formar una cruz. Y los tres dedos restantes se dejan extendidos y juntos, los cuales representan a la Santísima Trinidad a la cual adoramos y encomendamos nuestras vidas.
Al iniciar con la señal de la cruz, empezamos en la frente que significa santificar nuestra mente, y que seamos preservados de los malos pensamientos. Inmediatamente en la boca, para que todo lo que salga de nuestra boca sea para la Gloria de Dios, y seamos preservados de maldecir al prójimo. Luego sigue el Pecho, que es para santificar nuestros sentimientos interiores, nuestro corazón y seamos preservados de guardar odios y rencores.Después Hombro, derecho, y después al Izquierdo, para santificar nuestras formas corporales, y Cristo sea el camino que nos guié en los cuatro puntos cardinales de nuestras vidas.
UNA TRADICIÓN INMEMORIAL
La Señal de la Cruz es una práctica de todos los cristianos, desde los primeros siglos tanto en Occidente como en el Oriente. Esta manera antiquísima en el seno de la Iglesia Católica expresa de manera simple y lógica la doctrina trinitaria, puesto que el cristiano cuando pone sus dedos en la frente al pecho, lo hace diciendo en nombre del Padre, cuando se dirige al hombro derecho, "del Hijo", y al hombro izquierdo "del Espíritu Santo". La vida de un cristiano siempre debe estar marcada por la señal o el signo de la cruz. Los primeros cristianos se bautizaban persignándose. De hecho, el Santo Apóstol Juan antes de su muerte dibujó una cruz sobre su cabeza con la mano. En las actas de San Afri se relata que cierta vez un pagano le dijo a San Narquis y a su diácono: "Sé que son cristianos ya que con frecuencia signan su frente con la cruz. "Era de esta manera que de una forma externa transmitían su fe en la salvación obtenida gracias a la muerte de Jesucristo en la cruz. Ya en tiempos de los apóstoles se comenzaba todo acto con la señal de la cruz. Al entrar al templo, los cristianos se persignaban. Hacían lo mismo al comenzar y al finalizar las oraciones. El sacerdote se persignaba al comenzar el sermón. Con la señal de la cruz se comenzaba cualquier oficio de la Iglesia: la bendición, la santificación, etc. Tertuliano en el año 250 DC., escribe que los cristianos se persignaban durante todas sus ocupaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario