lunes, 4 de junio de 2018

CAMBIA TODO CAMBIA ... PARA QUE TODO SIGA IGUAL


Y así nomas es la cosa, todo tiene fecha de vencimiento y en el tan mentado episcopado Modernista de nuestra bendita Patria los "obispos" también les llega la hora de retirarse, como es el caso del -funcional a Bergoglio- Hector Rubén Aguer (75). El pasado 24 de Mayo al cumplir los 75 años de edad tuvo que presentar al misericordioso Francisco la renuncia a la arquidiócesis de la Plata de la cual fue titular por 19 años. El papa Bergoglio le aceptó inmediatamente la renuncia -previos acuerdos y conveniencias-, para Aguer por supuesto, que venía desde hace tiempo cuestionado por abuso de autoridad y otras cuestiones.
Jorge Bergoglio por otra parte, ya tenía bajo la manga el candidato perfecto para asumir lo más pronto posible como sucesor de Aguer. Y como es muy común entre los "italo"argentinos el amiguismo y el pagar favores, eligió a uno de su riñon como lo es el exrector de la UCA, el Modernista Victor "tucho" Fernandez (56).
Fernández, autor de numerosos libros y publicaciones y cultor del perfil bajo, fue rector de la UCA desde 2009, cuando había sido designado a instancias del entonces arzobispo porteño Jorge Bergoglio, hasta abril pasado. 
Fernández, que había sido nombrado arzobispo de Tiburnia por el papa en mayo de 2013, es uno de los pilares intelectuales sobre los que se ha basado Bergoglio para la escritura de diversos documentos pontificios, como las exhortaciones de 2013 Evangelii gaudium; la de 2016 Amoris Laetitia y la de 2018, Gaudete et exsultate.
"Tucho" fue, además, ladero del entonces cardenal Jorge Bergoglio cuando en 2007 el ahora pontífice presidió la comisión redactora del documento de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Aparecida, Brasil, que los expertos definen como el "inicio conceptual" de su pontificado.
El nuevo "arzobispo" platense, miembro de la comisión de Fe y Cultura de la Conferencia Episcopal Argentina, es licenciado en Teología con especialización bíblica por la Pontificia Universidad Gregoriana, de Roma, en 1988, y doctor en Teología por la Facultad de Teología de la UCA en 1990.
A fines de 2016, Francisco había designado a Fernández consultor de la Congregación para la Educación Católica del Vaticano, el organismo que tiene bajo su órbita "todas las Universidades, Facultades, Institutos y Escuelas Superiores de estudios eclesiásticos o civiles que dependen de personas físicas o morales eclesiásticas, así como también, sobre las Instituciones y Asociaciones con finalidades científicas".
Esta noticia ha caído como una bomba para los ambiente conservadores de la llamada Linea Media Argentina, liderada por los "tradicionalistas" de la misa nueva, anti-lefebvristas y anti-sedevacantistas, como lo son  Antonio y Mario Caponetto, el jesuita y casi moribundo Alfredo Saenz, cuya usina ideológica se oculta detrás de la Editorial Santiago Apóstol de Bella Vista y el Circulo de Estudios San Bernardo de Claraval.
Aquí les dejamos dos Twitter de dos referentes del Bolunacionalismo y Antiperonismo argentino.



1 comentario:

  1. Muy bien dicho a Mons. Aguer no le pasa nada, todo esta previamente arreglado y aunque los conservadores digan de que se va con una mano atrás y otra adelante, eso no es cierto 1° xq se retira con una buena jubilación, 2° porque el tiene su propia casa en capital y buenos amigos que le ayuden. Por lo tanto déjense de llorar lo que tienen y 3° recuerden que este buen hombre ya tiene un puesto en el Vaticano.

    ResponderEliminar