sábado, 5 de mayo de 2012

SATANISMO EN MARCHA: DESTRUYEN EFIGIES, CUADROS Y ALTAR EN UN CATEDRAL MEXICANA



Javier Valdez Cárdenas
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 4 de mayo de 2012, p. 33
Culiacán, Sin., 3 de mayo. Desconocidos quebraron estatuas, destruyeron cuadros religiosos y quemaron parcialmente el altar mayor de la catedral de Nuestra Señora del Rosario, ubicada en la plazuela Obregón, en el primer cuadro de esta ciudad capital.
Presumiblemente los agresores se escondieron en alguna parte del inmueble hasta que éste fue cerrado al público y durante la madrugada de este jueves dañaron el mobiliario, estatuas e imágenes.
Esteban Robles Sánchez, vocero del Obispado de Culiacán, negó que la agresión sea resultado de fanatismo y la atribuyó a actos vandálicos.
No es un acto de fanatismo, no creo que se deba calificar de esa manera, además de que no hubo profanación. Es un acto vandálico y confiamos en que las autoridades esclarezcan esta agresión, comentó.
Al lugar acudieron el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, y el presidente municipal de Culiacán, Aarón Rivas, quienes lamentaron y condenaron el atentado.
El mandatario estatal ordenó a las corporaciones policiacas comenzar una investigación, así como un operativo de vigilancia y prevención alrededor de los templos católicos, al menos en Culiacán.
No se permitirán más atentados a la fe, advirtió López Valdez, durante el recorrido para supervisar los daños en la catedral de Nuestra Señora del Rosario.
Rivas manifestó a su vez que se trató de un acto vergonzoso que refleja el poco respeto que los delincuentes tienen por la Iglesia católica y los objetos que ésta considera sagrados.
La catedral de Nuestra Señora del Rosario fue construida entre 1842 y 1885, y tiene una fachada de estilo neoclásico en el que resaltan los detalles en cantera sobre los muros lisos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada