miércoles, 23 de julio de 2014

SÍNTESIS DE LA INVALIDEZ DEL NUEVO RITO DE CONSAGRACIÓN EPISCOPAL




Durante el "pontificado" de Pablo VI se alteraron gravemente los sacramentos. No solamente la Santa Misa, creando un Novus Ordo inválido y herético, sino tambien (y con una gravedad increible) el rito de consagracion episcopal. ¿Por qué es tan importante esta alteración? En primer lugar, a los católicos la vida sacramental no nos es un accesorio, sino una necesidad imperiosa. De todos los sacramentos, solamente uno tiene como ministro a laicos (el matrimonio) y otro sólo de forma extraordinaria (el baustismo). Para todos los demás hacen falta sacerdotes, es decir, hombres especiales que han recibido el Sacramento del Orden. Este sacramento sólo lo puede administrar un obispo válidamente consagrado.
Para todos los demás hacen falta sacerdotes, es decir, hombres especiales que han recibido el Sacramento del Orden. Este sacramento sólo lo puede administrar un obispo validamente consagrado. La Iglesia Católica Apostólica y Romana reconoce como válidas las ordenes conferidas por otros ritos, especialmente los orientales. Este reconocimiento nunca fue negado ni discutido, porque todo sacramento para ser válido tiene que poseer una forma sacramental que es esencial para que se transmita la gracia. En el caso de la Misa, las mismas son las palabras utilizadas por Nuestro Señor, las cuales son alteradas en el Novus Ordo de Pablo VI/Montini. En el caso del sacramento de Orden, el Papa Pío XII determino formas sacramentales esenciales que expresaran de manera unívoca el poder de Orden, especialmente en el caso de los Obispos y la Gracia del Espíritu Santo que en los mismos reside. Es importante señalar que S.S. de Venerable memoria Pío XII no invento un nuevo ritual, solamente determino que aquel fue utilizado por siglos en la Iglesia Latina sería el ritual ordinario y al que todos debían de atenerse. Dicha formula es la siguiente:
Completa en tu Sacerdote la suma de tu ministerio y, provisto de los ornamentos de toda glorificación, santifícalo con el rocío del ungüento celeste... (Dz 2301).
Es interesante mencionar algo que muy bien puntualizó el R.P Anthony Cekada, para que un sacerdote se convierta en obispo sólo hacen falta estas simples palabras... ni más ni menos. Sin embargo, la Iglesia nos ha dado en el caso de la Consagración Episcopal un ritual hermoso y cuya duración se puede prolongar por varias horas. Insistimos, sólamente estas pocas palabras dichas por un obispo válido bastan, no son pues esenciales ni la entrega de los ornamentos, ni la posibilidad de que el consagrante estuviera senil (si dijo la fórmula sobre un candidato válido, este fue consgrado), ni el certificado, ni el mandato del Papa, ni los testigos, ni nada de eso es menester... solamente hacen falta:
Un obispo que imponga las manos (la materia)
La formula esencial recitada por el consagrante.
La intención de hacer lo que hace la Iglesia, que se confirma en el ritual externo. Con estas tres sólas cosas se tiene un Obispo válido. De hecho, la Iglesia ha reconocido a los cismáticos mientras mantengan estas tres cosas. Así se reconoce la validez sacramental de los orientales y hasta de los veterocatíolicos europeos (en los que hay certeza moral, aunque la Iglesia estudie caso por caso).Sin embargo, Pablo VI introdujo una nueva fórmula sacramental, que es absolutamente ambigua y que incumple las condiciones prescriptas por Pío XII
“Y ahora derrama sobre este elegido aquella fuerza que está en Ti, el Espíritu que hace los jefes, que has dado a Tu Hijo amado, Jesucristo, el Espíritu que Él mismo dio a los santos apóstoles, que han fundado la Iglesia entodo lugar para constituir Tu templo a la gloria incesante y a la alabanza de Tu nombre”.
Es decir, la fórmula de Pablo VI no significa unívocamente el poder del episcopado, mas allá de los posibles rabinismos que algunos teólogos (muy inteligentes y de buena fe) puedan dar. Al no cumplir con este requisito fundamental de la teología sacramental, la sospecha de invalidez cae sobre esta formula. La teología sacramental también señala que la forma del rito externo demuestra validez. En el caso de la reforma conciliar las cosas solamente empeoran, porque se elimina:
La parte en la que el consagrante señala las funciones de un obispo (enseñar, consagrar, juzgar, interpretar, etc.)
El interrogatorio sobre los artículos del Credo.
La pregunta al consagrado si anatematiza y condena todo lo que la Iglesia anatematiza y condena.
Por consiguiente, no podemos tener ninguna certeza moral que aquellos que fueron“consagrados” con el nuevo ritual episcopal son verdaderos obispos, y por lo tanto, los sacerdotes que desde aquel entonces fueron “ordenados” por estos “obispos conciliares” no pueden ser vistos como sacerdotes válidos.

Visto en el blog amigo: http://sursumcordablog.blogspot.com

11 comentarios:

  1. EL NOM NO ES VALIDO: ES HERETICO Y CORROMPIDO...LOS FRUTOS DEL CONCIABULO....
    Hector

    ResponderEliminar
  2. NOM; PARODIA DE SATANÁS, DESDE 1969 PABLO VI 1963-1978, y sigue...
    Gabriel

    ResponderEliminar
  3. Así es, la nueva misa inventada por el marrano Juan Bautista Montini más conocido como Paulo VI junto a seis pastores Protestantes, es inválido por más que se rezado por Sto. Tomás de Aquino.
    Este es un gran problema para las comunidades Summorum e indultadas como lo es la FSSP y el IBP que están haciendo "ordenar" sus seminaristas con hombres que no son obispos y muchos de ellos ni sacerdotes... Misterio de Iniquidad por cierto
    Hernan

    ResponderEliminar
  4. Si esto es cierto -como de verdad lo es- son poquísimos los sacerdotes ordenados valida y lícitamente, ni hablar de los Obispos. Por tanto la intervención humana, para salvar la continuidad del Orden Sacerdotal, fue providencial. Me refiero -y a pesar de la fragilidad humana pero iluminada por las luces de la Fe- al ejercicio episcopal de Mons. Thuc. Se diga lo que se diga, (salvo el caso de la consagración cismática de los cuatro obispos de la FSSPX) los obispos actuales que conservan la Fe -y aunque no tengan jurisdicción otorgada (por ausencia de Superior: el Papa)- son por los que desciende la Gracia Sacramental, que de otra manera sería imposible. Dios no se agota en los Sacramentos, cuando hay imposibilidad física o material de recibirlos, por ejemplo, la distancia o la escases de ministros, así que debemos bendecir a Dios por la existencia en ellos del Orden Sacerdotal que no se ha extinguido...ni podría. Dios no muere y sus dones son irrevocables: la Iglesia Católica no puede sucumbir.
    Simón Del Temple

    ResponderEliminar
  5. Es que visto está, que según esta postura ya no queda ningún sacerdote prácticamente, y practicamente nadie comulga realmente; mira yo eso es en algo que prefiero no meterme, se han dado milagros eucarísticos comprobados aun en la misa novus ordo, lo que concuerdo absolutamente, es que esta misa está echa añicos y le queda poco de católica, que ha hecho perder la fé a la gente totalmente de acuerdo, que ha generado que cada quien haga un circo totalmente de acuerdo, que parece a la cena luterana, también totalmente de acuerdo, lo que si digo es que la gente que con toda Fé y devoción asiste a comulgar y que jamas se ha enterado de como modificaron la Iglesia DIOS SABE SUPLIR LAS CARENCIAS, porque si sacamos a Dios de todo esto nos convertimos en unos soberbios que por capricho decimos que por los hechos históricos, la intervención maligna, los infiltrados y demás asuntos, pero entonces donde ponemos al Altisimo? No fue Él quien ha permitido todos estos males para purificación de la Iglesia?? O acaso Él no cuenta, y tambien esta vencido junto con la iglesia?
    Javier

    ResponderEliminar
  6. He visto personas que prefieren recibir los Sacramentos en el rito Bizantino de la Iglesia Catolica oriental, porque desconfían de la validez del novus ordo, que piensas tu?
    Javier

    ResponderEliminar
  7. Tengo entendido que cuando la Iglesia estaba en una situación normal, los católicos de rito latino tenían que tener una dispensa del ordinario para poder asistir a los orientales, pero ahora dado que ya no hay quien la de, es mejor asistir ahi que ir al novus ordo o a los indultados que dan la Misa tridentina pero no sabes si son curas o si consagran.
    Hernan

    ResponderEliminar
  8. Mmm yo pienso que aquí es muy difícil la situación, yo quiero creer que todo sacerdote que celebre la misa Tridentina consagra. Por otro lado la Misa según el rito Bizantino es por obvias razones mucho mas parecida a la Misa tradicional, ahí todavía hay respeto y reverencia. Pero me temo sospechosamente que después del paraconcilio ortodoxo del 2016 la van a mutilar, la van a protestantizar también.
    Javier

    ResponderEliminar
  9. Lo que vos quieras creer Javier no es argumento ni aporta mucho, ya que hasta yo puedo ponerme un disfraz de cura , pero sino fui ordenado por un obispo válido y si no usó los oleos válidos y el ritual válido de nada sirve. No tenía idea de eso del concilio Ortodoxo, bueno se ve que hay que destruirlo todo.
    Hernan

    ResponderEliminar
  10. traducción de los ritos:
    EL OBISPO SEGÚN EL ANTIGUO RITUAL Y EL NUEVO
    Del lat. episcŏpus, y este del gr. ἐπίσκοπος JEFE

    RITO ANTIGUO:

    “Completa en tu sacerdocio la plenitud de tu ministerio y, provisto de los ornamentos de toda glorificación, santifícalo con el rocío del ungüento celeste”.

    RITO NUEVO:

    “Y ahora derrama sobre este elegido aquella fuerza que está en Ti, el Espíritu que gobierna(del jefe), que has dado a Tu Hijo amado, Jesucristo, el Espíritu que Él mismo dio a los santos apóstoles, que han fundado la Iglesia en todo lugar para constituir tu templo para la gloria incesante y alabanza de tu nombre”.

    NOTESE QUE EL OBISPO ES EL SUPERIOR O JEFE, ESTÁ MÁS CLARO EN EL NUEVO RITO.

    El estudio de hoy es más fácil…vamos a hablar ahora de la IGLESIA. Cuál es su misión? Quién la fundó? Cuál es la verdadera? Etc. La iglesia salva? No. La iglesia es el camino que dejó instaurado Jesús para andar el plan de la salvación. Veamos primero [:ttip="Mateo 16:16-18  "Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios Viviente. Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre la piedra edificaré mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella." Mateo 16:16-18
    NÓTESE EL PAPEL DE PEDRO (PRIMER OBISPO)EN EDIFICAR O FORMAR LA IGLESIA,TAL COMO UN JEFE U OBISPO. EN LATÍN EPISCOPUS O GRIEGO ἐπίσκοπος.
    EL NUEVO RITUAL ES MÁS CLARO AL HABLAR DE :
    “el Espíritu que gobierna,”
    POR LO TANTO DEL JEFE.
    INSISTO: Del lat. episcŏpus, y este del gr. ἐπίσκοπος JEFE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el que supervisa y pone en alerta si hay un error, como cuidando desde una torre. Jefe no es la palabra correcta, superior, supervisor.

      Eliminar